LA ODISEA DE ALQUILAR

Publicada el día 18/11/2016

El gerente de Vivienda del Ayuntamiento de Barcelona, Javier Burón, ha alertado este jueves del riesgo de “una burbuja inmobiliaria en el mercado de alquiler” por la “tensión” sobre la escasa oferta alquilable. Como ya relató en profundidad La Vanguardia el pasado mayo, la búsqueda de un piso de alquiler asumible y disponible se ha convertido en los dos últimos años en toda una odisea en Barcelona. Entrevistado por El món a RAC1 esta mañana, el responsable ha lamentado que en la capital catalana se producen incluso “subastas” para asignar pisos de alquiler al mejor postor, al que se llega a pedir el currículum “para saber la perspectiva profesional” futura, lo que “excluye a población por motivos de renta”. 

Algunos colectivos, ha dicho, pueden verse expulsados de la ciudad por sus cargas económicas y sociales: “La familia de clase media con hijos tiene muchas dificultades para encontrar piso en Barcelona”. Los jóvenes también tienen problemas para emanciparse y se “reconcentran” en pisos compartidos hasta edades cada vez más avanzadas. “Debemos pensar si queremos tener una ciudad sin los hijos, sin familias y sin clase media”, ha advertido. “Los que se quedarán puede que no sean familias ni residentes, lo que expulsaría base fiscal”, ha avisado, para aseverar que de acentuarse la tendencia actual “habrá segregación socioespacial y eso no es bueno”.

Burón ha asegurado que “una parte de las viviendas se alquilan directamente por los agentes sin ni anunciarse” y que las que llegan a los principales portales online del sector “se alquilan inmediatamente”. “El 15% se alquila en 48 horas; el que no se ha alquilado en 15 días es probable que ya ni se alquile”, ha agregado. Aunque hoy por hoy es un fenómeno “muy barcelonés”, el gerente municipal prevé que “las repercusiones afectarán a toda el área y región metropolitana”, incluso hasta Sabadell o Terrassa, pero alcanzar todo el país.

 

FUENTE. LA VANGUARDIA